• Elige el color de tu ropa cuidadosamente. Los colores oscuros te quitarán visualmente unos kilitos de más de inmediato. No tienes que limitarte a saur solo negro. Colores como azul marino, morado, verde oscuro y  el berenjenason tambien favorecedores en este caso. Evita usar colores claros, especialmente en aquellas zonas que quieres disimular, que
  • Usa una sola tonalidad.  Las combinaciones de diferentes colores (especialmente en colores claros o muy intensos), es decir por ejemplo llevar un falda de un color, una chaqueta de otra, la blusa de otro y un cinturón de otro te harán lucir más rellenita, y lo mismo lo harán los estampados muy grandes, prefiere los vestidos o conjuntos de un solo tono.
Continuar leyendo