Los productos de belleza prometen siempre ayudarnos a mejorar la apariencia de nuestra piel, hacernos ver rejuvenecidas, mantener nuestro cabello hidratado y un sinfín de otros beneficios; y, aunque en algunos de los casos funcionan muy bien, también los químicos que los componen pueden no ser los mejores ingredientes para usar en nuestra piel y traer efectos negativos a mediano o largo plazo. Es por ello que prefiero, en muchos casos, productos orgánicos elaborados con componentes 100% naturales, libres de residuos tóxicos y parabenos que garantizan una mejor asimilación y resultados en nuestro cuerpo.… Continuar leyendo