Un look compuesto por prendas básicas, es perfecto para usar en la oficina. La camisa blanca es un clásico por excelencia, igualmente una falda estilo lápiz  y un cardigan en tonos neutros. Lo más importante a tener en cuenta cuando juntas varias prendas básicas, en prestar atención a los accesorios. No queremos que el look se vea plano, ni mucho menos aburrido; por esto saca partido de tus accesorios y usa estos como los protagonistas;  accesorios con diseños interesantes y colores vivos, como un bolso en un tono fuerte o una pulsera, un  collar o anillo con un diseño interesante, pueden ser buenas opciones para complementar tu look, siempre y cuando tu entorno laboral lo permita.… Continuar leyendo