• Previamente a tu salida revisa tu armario, observa como está conformado tu closet, en que tipo de actividades inviertes la mayor parte de tu tiempo, por ejemplo en la oficina, en tu hogar, etc.  Y observa si tienes suficientes prendas para esta actividad, luego pasa a la segunda actividad más frecuente en tu día a día por ejemplo, salidas de fines de semana o si practicas algún deporte especial y toma nota de las prendas que te estén hacienda falta.
  • Haz una lista de las prendas que debes adquirir, al analizar tu closet identifica si te están hacienda falta prendas básicas, estas son aquellas que puedes combinar con muchas otras prendas e inicia tu lista con estas. Si deseas ver cuales son estas prendas basicas que no deben faltar en tu ropero te invito a que visites este link. Luego continua tu lista con las prendas que necesites de forma más urgente, ya sea porque tienes un evento especial o simplemente dale prioridad a aquellas que pueden ser combinadas con varias de las prendas que ya tienes.
  • Define tu presupuesto, tener un presupuesto límite para las compras es muy importante, pues te mantendrá al margen del derroche. Si tu presupuesto no es muy alto, te recomiendo que adquieras de manera prioritaria, lo que necesites con urgencia. Si vas a comprar una prenda costosa analiza el número de veces que podrías usarla o por cuánto tiempo tendrá vigencia si es que forma parte de la tendencia del momento. Recuerda que es mejor invertir en prendas básicas, que perduren en el tiempo y que tengas que dejar de usar porque ya no está de moda.
  • Planea tu ruta de compras, cuando tengas tu lista  e identifiques tu presupuesto, haz un recorrido mental de los lugares donde puedes encontrar las prendas que necesitas.
  • Evita salir a comprar ropa cuando estés en mitad de un proceso en cual estás bajando de peso, espera a obtener el peso que deseas. Tampoco compres ropa cuando te sientas muy cansada, no estés en tus mejores días y te sientas baja de animo o cuando tengas hambre.

 

Suscríbete aquí