Para un cocktail de negocios, te recomiendo lleves un vestido femenino pero discreto, de largo hasta la rodilla o levemente por encima de esta. Aunque sea un evento fuera de la oficina no dejas de estar en un medio laboral, por esto debes escoger piezas de vestir simples más no aburridas, nada demasiado llamativo, escotes muy pronunciados, ni faldas muy cortas. Y recuerda que los accesorios son los protagonistas de la noche.