Tal y como decía el inolvidable novelista brasileño Paulo Coelho:

“Incluso un camino sinuoso, difícil, nos puede conducir a la meta si no lo abandonamos hasta el final”.

¡Y cuánta razón tenía!

Si tienes una visión, hay que ser persistente. La constancia es una cualidad vital para conseguir nuestros sueños y objetivos.

Pero hay otro elemento esencial, sin el cual te va a resultar imposible convertir tu visión en realidad. ¿Cuál?

La organización. Sin organización no hay progreso. … Continuar leyendo