Las redes sociales son una herramienta fundamental para el posicionamiento de tu empresa de asesoría de imagen. Tanto si quieres posicionar tus servicios en línea como los presenciales, las redes sociales te ayudarán a crear esa relación con el cliente.

Basada en mi experiencia puedo decirte con convicción, que si no has creado una relación previa a la compra con un cliente potencial, las posibilidades de que te compre son mínimas. Así que es esencial que aprendas acerca de todas aquellas herramientas que te permitirán crear dicha relación y entre ellas el buen manejo de tus redes sociales.

¿Pero sabes cómo sacarle todo el partido posible a esta forma de publicidad digital?

Te recomiendo que apliques estas tres claves para el uso de las redes sociales en tu negocio de asesoría de imagen:

¡Intenta conocer a tus clientes incluso mejor que ellos/as se conocen a sí mismos! Identifícate con sus sentimientos, pensamientos o actitudes y pregúntate: ¿Cuáles son sus principales temores o retos? ¿Qué les hace sentirse ilusionados? ¿Qué esperan ganar al utilizar mis servicios? Y a partir de ahí, intenta hablar el mismo lenguaje que tu cliente ideal y escribe información relevante, informativa e interesante para ellos. Recuerda que el contenido y el manejo de tu lenguaje no debe estar enfocado en ti sino en ellos.

Destaca los beneficios. Cuando estés usando tus redes sociales para hacerle publicidad a alguno de tus productos o servicios, ten en cuenta lo siguiente: El texto publicitario en redes sociales prescinde de características y se centra en los beneficios que el producto/servicio aporta al cliente. Es decir, cuando publiques en las redes, no describas ni el precio de tus servicios, ni tus cualificaciones, ni entres en detalles. Tus clientes quieren saber en muy pocas palabras cómo vas a transformar su vida, cómo podrán sentirse más seguros, más admirados, más confiados, etc.

Mantén un tono conversacional. Intenta establecer un diálogo fluido, ameno y personalizado que guíe a tu cliente sin apenas darse cuenta a dar el paso final. Escribe en segunda persona, “tú”, e incluso a veces te recomiendo que hagas referencia a su relación, utilizando la primera persona del plural “nosotros”, como por ejemplo: “juntos conseguiremos transformar tu futuro”. Todo esto permitirá crear una relación más cercana y de confianza que consecuentemente facilitará el proceso de venta y podrá garantizar un proceso más fluido en el momento de llevar a cabo la asesoría.
Como asesor de imagen, las redes sociales te ofrecen una manera estupenda de posicionar tu marca, crear una relación y establecer un diálogo con tu cliente actual y potencial.

¿Ya tienes nuestra guía de las 7 herramientas digitales para el lanzamiento de tu negocio de Asesoría de Imagen? Descárgala gratis al suscribirte al boletín de Style and Imagen Studio aquí