¡Versatilidad!
¡Una de las claves de un armario exitoso!

 

Lo ideal es que cualquier prenda de tu closet, pueda funcionar bien para la mayoría de las ocasiones, tanto si vas a trabajar, como si sales a cenar con amigas, o si te espera una noche romántica con champagne bajo las estrellas.

Porque esa versatilidad, además de ahorrarte muchísimo tiempo intentando crear combinaciones ganadoras, te elimina la necesidad de tener casi que un armario para cada área de tu vida. Y así, lo que funciona en una reunión con los ejecutivos de tu empresa, funcionará también en una cita en el restaurante más trendy de tu ciudad.

¿Cómo es posible?

Con el uso de prendas básicas sumadas a otras que ayuden a levantar tu look y algo de imaginación.

Fíjate, en los siguientes ejemplos:

1. Skinny jeans, combinados con una blusa de volantes, los zapatos o sandalias de tacón que más te gusten, y un bolso estilo clutch muy femenino. ¿Quién hubiera dicho que unos vaqueros ceñidos podrían ser tan elegantes?

estilo, asesoriadeimagen

 

2. Para un look divertido y travieso pero muy sofisticado, combina un overol súper informal con un abrigo en un tono neutro y unos zapatos con un toque masculino.

estilo, asesoriadeimagen
3. Un cinturón es lo único que necesitas para transformar un abrigo de talla grande, en una prenda sugerente y creativa.

estilo, asesoriadeimagen

 

4. ¿Quién ha dicho que los tenis o zapatillas deportivas no forman parte de un armario chic? Combínalas con una blusa y pantalones negros, un abrigo estilo trench y un bolso femenino, y ¡parecerás la nueva Audrey Hepburn!

estilo, asesoriadeimagen,
5. Un súeter básico gris, con unos zapatos estilo loafers, un scarf y un chaleco largo blanco: la combinación perfecta para crear un look urbano de otoño.

estilo, asesoriadeimagen,

¿Te gustan?

Si quieres consejos como estos para mejorar tu imagen personal, lucir chic y sofisticada y muchos más, suscríbete a mi seminario online: Claves para Crear tu Propio Estilo. Infórmate aquí.