Para nadie es novedad que en el sistema de la moda, los colores cambian según las tendencias, sin embargo debes saber que existen ciertos colores que te favorecerán más que otros dentro de estas propuestas. Cuando usas los colores que armonizan la tonalidad de tu piel, tu rostro reflejará vitalidad, belleza y lucirá más iluminado; por lo contrario si usas los colores que no te favorecen, perderás luminosidad en tu piel, tu rostro lucirá cansado y se notarán más las sombras, ojeras y las líneas de expresión.

Para determinar cuáles son los colores que te favorecen según tu tono de piel es importante saber en qué tipo de piel clasificas según lo que se denomina temperatura del tono de piel, fría o cálida y a cuál de las “cuatro estaciones de color” perteneces: primavera, verano, otoño e invierno (lenguaje y metodología de color usado por los asesores de imagen).

Por lo general las personas que tienen tono de piel frío, tienen una pigmentación en su piel más rosa o azulada, y en general lucirán mejor en tonos fríos, que son aquellos que tienen azul en su composición. Por otro lado las personas de tono de piel cálido, presentan en su piel una tonalidad amarillosa, que también se puede ver reflejada en un tono dorado, bronce o durazno. En este caso los colores cálidos, es decir los que en su composición tienen más amarillo van a ser más favorecedores.

Dentro de la división por temperatura del tono de piel, existe una subdivisión denominada las 4 estaciones. Al igual que las estaciones de la naturaleza que dividen el año en 4 períodos, se caracterizan por la presencia de diferentes colores, las personas tienen un tipo de coloración determinada y complementaria a una de estas paletas estacionales. Las personas de temperatura fría pertenecen a las estaciones de invierno y verano y las que tienen temperatura cálida pertenecen a las estaciones de otoño y primavera. A continuación te explicaré las características de cada una de estas:

Si tienes la piel en un tono claro con tendencia al durazno, tu cabello es rubio, castaño o rojizo, siempre con visos dorados, además, tienes ojos claros en tonalidades como azul, ámbar, verde claro u oliva con manchitas amarillas, perteneces a la estación de PRIMAVERA; Esta estación se caracteriza por ser cálida, clara y brillante, si perteneces a este grupo, los colores en prendas de vestir que te favorecerán son el amarillo, salmón, azul turquesa, naranja, caramelo, dorado y verde limón, entre otros. En tonos neutros prefiere usar prendas en tonos como el café claro y beige.

 

Para pertenecer a la estación VERANO debes tener la piel y los ojos claros, en un tono pálido, beige, blanco con un tono rosa, con cabello en tonos rubio platino o cenizo, castaño claro o medio. tu cabello será rubio platino o cenizo, castaño claro o medio. Además tus ojos pueden ser azul en todos sus tonos, grises, miel u aguamarina con tendencia a ceniza. Los tonos pasteles, el amarillo pálido, el violeta, rosa, verde menta, plateado y los colores malva son los que mejor te sientan a la hora de vestir. Los colores neutros más recomendados son el blanco y el gris.

 

 

Las personas que pertenecen a la estación de OTOÑO se caracterizan por tener la piel en tono marfil, durazno, las pecosas, beige dorado, canela, marrón y moreno dorado.  Además de contar con ojos en tonos castaño (oscuro o medio), ámbar, verde claro, azul con matices grises y cabello en tonos castaños, rubios dorados o rojizos.  Los colores en prendas de vestir que favorecen a las personas con las anteriores características son los tonos tierras: amarillo, naranja, mostaza, coral, terracota, dorado y verde oliva, entre otros. En tonos neutros, son favorecedores el café y el beige.

 

 

Si eres de la estación INVIERNO tienes un tono de piel frío que puede ser blanco, beige, crema, rosado, muy pálida como la porcelana, ceniza, olivácea o moreno.. Además tu cabello será de un tono intenso como negro, castaño medio-oscuro o gris plateado y tus ojos negros, marrones, azules oscuros, verdes agrisados, verdes oscuros, azules o verdes cenizas.  Los colores que más te favorecen son los intensos, fríos (los que tienen base azul en su composición) y brillantes tales como el azul marino, rojo, fucsia, verde esmeralda y magenta. Los colores neutros que te ayudarán a resaltar tus características son el negro, la gama de los grises y el blanco.

 

 

 

¿Quieres convertirte en asesor de imagen profesional? Suscríbete a la lista de interesados en el curso de certificación en asesoría de imagen y obtén gratis La guía de las 7 herramientas digitales indispensables al lanzar tu negocio de asesoría de imagen  aquí.

 

Banner-cursos-online_de_asesoria_de_imagen